Sector empresarial imposible que sostenga el soporte de la economía local: Felipe Santana

Ante la difícil situación que se enfrenta en Colima, no solo por la pandemia de Covid-19 sino también por falta de recursos en gobierno del estado, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en Colima, Felipe Santana Linares, advirtió que es imposible para el sector empresarial y más para el gastronómico sostener la economía local.

En este contexto, lamentó que al interior de gobierno del estado se esté dando una difícil situación financiera, primero con el impago de salarios a sus trabajadores y ahora con el despido masivo de personal de confianza, en donde se dejará a muchas familias sin el sustento diario.

“Es una situación preocupante, que afectará al sector restaurantero, pues la economía que sustentan los trabajadores gubernamentales hace fuerte al sector restaurantero, a la fondita, a los servicios de desayunos y comidas”, externó.

Consideró que, ante esta situación, hará que se dé un colapso en el que entrará la sociedad colimense pues muchas familias dejarán de recibir sus quincenas, pero esto “va a detonar otras consecuencias como la salud y en el ámbito social”.

“Lo vivimos hace 15 días con el impago de gobierno que se atrasó, no nos queremos imaginar si las condiciones con la Universidad de Colima estén similares, que no se le entregue el recurso a la institución para sus gastos de nómina, podemos colapsar porque lo venimos viviendo que la economía está cada vez más compacta”, mencionó.

Agregó que se ve el aumento de precios “complicadísimos donde no solo es el precio de la canasta básica, si no el estrés de los restauranteros de subir precios y no subir precios y las condiciones no se prestan, se ve la movilidad en la calle pero los gastos no son los mismos ya que la gente está preocupada y está cuidando su economía y se está restringiendo a la hora de gastar”.

Ante esta situación, enfatizó el líder de los restauranteros de Colima, que “nos hemos venido entrenando con la contingencia para sacar adelante nuestra economía, el plan es hacer más prácticos y rentables nuestros negocios, no estamos hablando de despedir, ya lo hemos hablado, al sector restaurantero nos cuesta mucho trabajo despedir gente que tenemos con capacidad y que se le ha entrenado e invertido en ellos, lo que se hace es hacer más rentable el negocio, nunca jugar con la calidad pero si hacer un binomio con el cliente a la hora de ofrecerle lo más rentable para ellos y para nosotros”.

Puntualizó que es complicado para un restaurantero seguir sorteando porque la luz llega igual, el agua llega igual, las rentas siguen igual, “desde hace más de 8 meses ya no vemos apoyos, lo bancos nos siguen cobrando, no nos hemos podido acomodar y aun así tenemos que hacer sobrevivir los negocios y hacerlos más rentables y ser más convincente con nuestros clientes, con todos aquellos que nos llaman y visitan”.

Finalmente expuso que es complicado porque le están dejando al sector productivo la responsabilidad de salir adelante y cuidar los empleos, pero a la misma vez se tiene el impedimento de no poder jugar con el pago de servicios ni beneficios fiscales y “estamos entre la espada y la pared con esta situación de querer hacer economía con estas complicaciones que tenemos”, concluyó.