Inauguran Gobierno de Jalisco y Coca Cola humedal artificial en Cihuatlán

• Con una extensión de más de 18 mil metros cuadrados, este humedal artificial depurará aguas residuales
• Beneficiará a 18 mil habitantes
• Es el primero de cuatro humedales que construirá la Industria Mexicana de Coca-Cola como parte de un plan nacional de tratamiento y acceso al agua

Con el objetivo de impulsar iniciativas con soluciones basadas en la naturaleza, el Gobernador del Estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, y directivos de la empresa Coca Cola, encabezaron la inauguración de un humedal basado en la naturaleza que tratará el agua urbana de la comunidad jalisciense de Cihuatlán para abastecer actividades productivas que benefician a más de 18 mil habitantes.

Se trata de un sistema de fitotratamiento o biofiltración, es un sistema diseñado para la depuración de las aguas residuales que se inspira en las interacciones y procesos físicos, químicos y biológicos de un humedal natural. En un espacio de poco más de 18 mil metros cuadrados de superficie de biofiltración, este humedal construido es uno de los más grandes de Latinoamérica, es el primero de cuatro en el país y va a contribuir al saneamiento de aguas residuales de Cihuatlán, así como a la mejora en la calidad del río Marabasco.

El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, afirmó que el proyecto del humedal es ejemplo nacional, ya que persigue los mismos fines que desde el Gobierno de Jalisco se impulsan a través de la agenda ambiental, que está orientada a la preservación de los recursos naturales, la sostenibilidad y con el cumplimiento de compromisos de Jalisco ante la comunidad internacional con el Acuerdo de París.

“Siempre hemos tenido en Arca Continental un aliado y me da gusto, y hoy ver este proyecto espectacular que se va a convertir, sin duda, en un referente a escala nacional, el primer humedal de este tamaño en México, pero seguramente será una importante muestra del compromiso del Gobierno de Jalisco con la agenda del cuidado de nuestro capital ambiental”, detalló el mandatario.

Enrique Pérez Barba, director de Arca Continental México, destacó la importancia de seguir uniendo esfuerzos entre industria, gobierno y la sociedad civil para generar proyectos de beneficio a la comunidad.

“Con la inauguración del humedal damos un paso más para llevar agua limpia a los mexicanos. Para Arca Continental y quienes integramos la Industria Mexicana de Coca-Cola, lo más importante son las personas, y seguiremos creando proyectos conjuntos que beneficien a las comunidades y su calidad de vida”, dijo el empresario.

Por su parte, Sergio Londoño, Director de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad para Coca-Cola México, reiteró que este proyecto forma parte del objetivo que tiene la compañía para seguir devolviendo a la naturaleza más del 100% del agua que utiliza en la elaboración de sus productos.

“Tenemos un importante compromiso con las personas y el planeta. Continuamos reforzando nuestra cadena de valor para mejorar la calidad y cantidad de agua en el país, promoviendo un manejo responsable del recurso y activando acciones colectivas para el restablecimiento y la modernización de infraestructura para la conservación de ecosistemas”.

PARA SABER MÁS:

• Este es el primero de cuatro humedales que se construirán en el país, como parte de la estrategia integral de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) que busca promover el acceso de las comunidades a agua limpia, a través de una inversión total de 170 millones de pesos.
• El humedal de Cihuatlán tendrá la capacidad de tratar más de 3 millones de litros de aguas urbanas al día, lo que es equivalente a llenar diariamente más de 600 pipas de agua con una capacidad de 5 mil litros cada una. De igual manera, el líquido tratado será utilizado para alimentar un vivero de producción agroforestal de 780 m², que tiene la capacidad para alojar 50 mil plantas forestales, ornamentales y frutales.

• El proyecto ha sido ejecutado por Pronatura y utiliza tecnología amigable con el medio ambiente. Emplea plantas de ornato para la eliminación de bacterias y olores, desinfecta el agua con luz ultravioleta, y permite utilizar el agua resultante en proyectos productivos, como el riego de viveros de cultivo y venta de flores, que representan un ingreso económico para el sustento de familias mexicanas.