Continúan gestionándose recursos para la construcción de la Presa “El Naranjo”: Tania Roman

• En nivel óptimo presas que surten agua para Colima

  • También se gestionan recursos para la construcción de varias presas rompe-picos

Al señalar que las presas que surten agua al estado de Colima se encuentran en óptimos niveles de captación, la titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en Colima, Tania Román Guzmán, precisó que la Presa Basilio Vadillo, que se encuentra en Jalisco tiene un 73 por ciento de llenado, la Laguna de Amela, vaso regulador 94.5 por ciento y la Presa Solidaridad en Trojes tiene un 72.33 por ciento.

Además, apuntó que se cuentan con varios proyectos de diferente índole en cuanto a presas, su mantenimiento, construcción de algunas, entre otros, en donde ya se presentaron los proyectos conducentes y se está en espera de su aprobación y entrega de recursos para su aplicación.

Respecto a la construcción de la presa “El Naranjo” que se localizará en los límites de los estados de Colima y Jalisco, la cual vendría no solo a otorgar mayores niveles de agua para ambas entidades, sino que apoyaría con el control de inundaciones, en donde además de la construcción de la presa, se estaría reforzando los bordos con rocas, otorgando una estructura más fuerte contra la protección de inundaciones.

Recordó que esta obra se encuentra detenida por problemas jurídicos, “eso no se ha destrabado, pero ya se vio una alternativa para trabajar y gestionar los recursos para hacer todos los estudios de las presas rompe-picos, porque el proyecto como estaba no estaba diseñado para control de avenidas, entonces ya con las presas rompe-picos se va a definir cuántas necesitamos y si se puede ir avanzando, sobre de eso se va a trabajar”.

Expresó que las presas rompe-picos son estructuras que apoyarán o ayudarán a que los niveles de agua no bajen, “si no se vaya reteniendo poco a poco y esos picos se vayan como suavizando”.

Obviamente, señaló, mientras se ‘destraba’ la cuestión jurídica de la presa, se están gestionando “los recursos para hacer los estudios para ver cuantas necesitamos (presas rompe-picos), dónde tendrían que estar, ubicarse, entre otros”, explicó.