Presidente y Gobernador coinciden en que disputa del puerto genera violencia

El mandatario nacional dijo que la inseguridad se presenta debido al trasiego de drogas que se vive en el puerto

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, coincidió con el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez,  en que la disputa por el puerto de Manzanillo, genera violencia, ya que indicó que Colima, pese a ser un estado con poco territorio y población, es de los que presentan más inseguridad, debido a que es usado como trasiego en el tráfico de drogas.

Luego de reconocer a Manzanillo como el puerto comercial más importante de la República, refirió que se tomaron decisiones como el anuncio de que las aduanas terrestres y marítimas del país estarán a cargo de elementos de las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, para que en el caso del municipio porteño, tenga resguardo y seguridad.

“Tenemos que apoyarnos para resolver este problema”, expresó, por lo que puntualizó que el llamado a la Semar es para que ayude a enfrentar el problema de inseguridad y de tráfico de drogas en el puerto.

Lo anterior, señaló que tiene como propósito que Manzanillo continúe siendo próspero en lo comercial y al mismo tiempo sea un puerto seguro, sin violencia ni corrupción.

En su visita al recinto portuario de Manzanillo, como parte de su gira de trabajo, en la que estuvo acompañado por el gobernador José Ignacio Peralta, reiteró que, ese es el propósito de su visita a la entidad que –apuntó- marca el comienzo de una nueva política y etapa en el manejo portuario del país.

El presidente de México también comentó que este nuevo encargo para la Sedena y Semar, permitirá enderezar el rumbo acerca de las funciones de las instituciones del Estado Mexicano, ya que antes no se les permitía hacer labores de seguridad pública y se desaprovechaba el profesionalismo así como experiencia de éstas.

Detalló que en este nuevo rol que asumirá la Semar, se le brindará soberanía, pues tendrá a su cuidado los litorales de México, lo cual incluye la vigilancia, protección  y seguridad de aduanas, marinas y puertos.

En su oportunidad, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez confirmó al presidente el interés de la sociedad colimense porque el puerto de Manzanillo alcance su plenitud y a la vez deje de ser una fuente de interés de grupos delictivos.

Enfatizó que hará lo que le corresponde, además de trabajar en equipo con la federación, para que el puerto siga siendo un motor para el desarrollo.

También, externó su compromiso de coadyuvar para que el puerto alcance un crecimiento económico importante y en consecuencia, sea una fuente de bienestar para muchas familias mexicanas.

Puntualizó que el recinto portuario es parte vital de la dinámica económica del Estado y del país, pues recordó que el año pasado generó una recaudación aduanal superior a los 106 mil millones de pesos y un movimiento de contenedores de 3 millones 069 mil.

Sostuvo que posee un interesante potencial de crecimiento y por ello requiere inversiones importantes para poder alcanzarlas en el medio del vaso II de la Laguna de Cuyutlán, ya que consideró que puede brindar mucho al desarrollo nacional y por ende, al progreso local, concluyó.

Por su parte, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda externó el compromiso de la institución que representa para garantizar la seguridad y control de los puertos, así como fortalecer los recintos portuarios e impulsarlos.