“NUESTRA ÚNICA ESPERANZA PERMANECE EN EL CIELO” llorando comento El primer Ministro Italiano

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se echó a llorar y dijo: “Hemos perdido el control, hemos matado la epidemia física y mentalmente. No puedo entender qué más podemos hacer, todas las soluciones están agotadas en el terreno. Nuestra única esperanza permanece en el Cielo, Dios rescata a tu pueblo “

Las autoridades del Norte de Italia piden al primer ministro que suspenda todo tipo de actividades para contener el contagió de Covid-19.

El fin de semana China ya envió 1 millón de mascarillas, la primera partida de un pedido de 8 millones realizado por el gobierno italiano.